La Guardia Civil ha detenido a 36 personas y ha imputado a otras 10 que habían cometido 121 robos en farmacias y establecimientos comerciales ubicados en 8 comunidades autónomas (30 en Castilla la Mancha, 29 en Castilla y León y Extremadura, 24 delitos en Galicia, cinco en Andalucía, dos en Aragón, uno en Madrid